El ‘misterio’ del Triángulo de las Bermudas

Portada del libro "Into The Bermuda Triangle", por Gian J. Quasar

Portada del libro “Into The Bermuda Triangle”, por Gian J. Quasar

Durante los últimos 100 años, el Triángulo de las Bermudas ha sido testigo de lo que algunos dicen es un número importante y excesivamente alto de inexplicables desapariciones de aviones, barcos y personas. Algunos informes hablan de hasta 100 barcos y aviones que han sido dados por desaparecidos en la zona y más de 1.000 vidas que se han perdido. La Guardia Costera de los EE.UU., sin embargo, sostiene que el área no tiene un número inusual de incidentes.

En 1975, la editora de la revista “Fate” (Destino), Mary Margaret Fuller, se puso en contacto con Lloyd’s of London, un mercado de seguros británico, para obtener estadísticas de los siniestros que, habiendo ocurrido dentro de los límites generalmente aceptados del Triángulo de las Bermudas,  han sido amortizados. De acuerdo con los registros de Lloyd’s, entre 1955 y 1975 se notificaron 428 desapariciones de buques en todo el mundo sin haber una incidencia mayor de eventos en el Triángulo de las Bermudas que en cualquier otro lugar.

Gian J. Quasar, responsable de Bermuda-triangle.org y autor del libro “Into the Bermuda Triangle: Pursuing the Truth Behind the World’s Greatest Mystery” (En el Triángulo de las Bermudas: La búsqueda de la verdad detrás de misterio más grande del mundo), sostiene que el informe de la aseguradora británica “es completamente falso”. Quasar argumenta que estos registros no pueden ser la fuente definitiva debido a que Lloyd’s no tiene en cuenta pequeñas embarcaciones, como yates, y que en la mayoría de las ocasiones tampoco asegura embarcaciones charter o aviones de turismo.

Además, afirma que los registros de la Guardia Costera que se publican anualmente no incluyen “buques desaparecidos”. El responsable de la web, que lleva a sus espaldas más de una década de investigación sobre el fenómeno, solicitó a la Guardia Costera información sobre los buques atrasados/desaparecidos. Tras 12 años de espera, Quasar ha recibido los registros de 300 de estos casos referidos a los dos últimos cursos. Su sitio web tiene una lista de estos buques.

La base de datos de la Dirección Nacional de Transporte y Seguridad de EE.UU. indica (según Gian J. Quasar), que en los últimos 10 años solo un puñado de aviones han desaparecido en la costa de Nueva Inglaterra (una región en la esquina noreste de los EE.UU.), mientras que más de 30 lo han hecho en el Triángulo de las Bermudas.

ORÍGENES DE LA LEYENDA

El misterio del Triángulo se afianzó probablemente con la primera bien publicitada desaparición en 1945, cuando cinco marines “Navy Avengers” desaparecieron en la zona. La causa de la desaparición se atribuyó originalmente a un “error del piloto”, pero los familiares del aviador de la misión no aceptaron que se le culpara y finalmente se convenció a la Marina para cambiar el motivo de lo sucedido a “causas o razones desconocidas”.

El mito cobró impulso después de que en  septiembre de 1950 el reportero E.V.W. Jones compilara una lista de “desapariciones misteriosas” de barcos y aviones entre la costa de Florida y las Bermudas. Dos años más tarde, George X. Sand escribió un artículo para “Fate”, titulado “Sea Mystery at our Back Door” (El misterio del mar en nuestra puerta trasera). El artículo hablaba acerca de una “serie de desapariciones marinas extrañas, cada una sin dejar rastro cualquiera, que han tenido lugar en los últimos años” en un “triángulo acuoso limitado aproximadamente por Florida, las Bermudas y Puerto Rico.”

Portada de la revista Argosy Magazine en su número de febrero de 1964 / Popular Publications.

Portada de la revista Argosy Magazine en su número de febrero de 1964 / Popular Publications.

A medida que se produjeron más incidentes, la reputación creció y se volvieron a analizar los acontecimientos pasados, alimentando la leyenda. En 1964, la revista “Argosy Magazine” dio nombre al triángulo en un artículo titulado “The Deadly Bermuda Triangle” (El Mortal Triángulo de las Bermudas), de Vincent Gaddis. A pesar del lema de la Argosy Magazine “una revista de ficción maestra”, no se detuvo la propagación del mito. Más artículos, libros y películas han aparecido desde entonces sugiriendo multitud de teorías que van desde las abducciones alienígenas a los ataques del kraken.

En los siguientes posts atenderemos algunos de los primeros y más conocidos incidentes que se atribuyeron a la zona.

Vía HowStuffWorks

Relacionados:

· Introducción al Triángulo de las Bermudas

Introducción al Triángulo de las Bermudas

El Triángulo de las Bermudas cubre aproximadamente 500.000 millas en el Océano Atlántico / HowStuffWorks.

El Triángulo de las Bermudas cubre aproximadamente 500.000 millas en el Océano Atlántico / HowStuffWorks.

No encontrarás ningún mapa oficial y no sabrás cuándo cruzas la línea, pero según algunas personas el Triángulo de las Bermudas es un lugar muy real donde decenas de barcos, aviones y personas han desaparecido sin una clara explicación. Desde que una revista acuñó en 1964 el término “Triángulo de las Bermudas” , el misterio ha continuado atrayendo atención. Sin embargo, cuando uno profundiza en la mayoría de los casos los encuentra menos misteriosos, ya sea porque para empezar éstos realmente no ocurrieron en la zona, porque fueron finalmente encontrados o porque existe una explicación razonable para su desaparición.

¿Significa esto que no hay nada detrás de las afirmaciones de las muchos que aseguran haber tenido experiencias extrañas en el Triángulo de las Bermudas? No necesariamente. Los científicos han documentado desviaciones de la norma en la zona y han encontrado algunas interesantes formaciones en el lecho marino dentro de los límites del Triángulo de las Bermudas. Por lo tanto, para aquellos que gustan de creer en él, hay un montón de combustible para seguir alimentando el fuego.

En esta serie artículos estudiaremos los hechos en torno a lo que sabemos sobre la zona, así como algunas de las historias más comúnmente citadas. Además, exploraremos las extrañas teorías que aluden a aliens y portales espaciales, sin dejar de lado las explicaciones más mundanas.

Muchos piensan en el Triángulo de las Bermudas, también conocido como el Triángulo del Diablo, como una “zona imaginaria”. La Junta de Nombres Geográficos de EE.UU. (BGN por sus siglas en inglés) no reconoce el Triángulo de las Bermudas y no conserva archivo oficial alguno sobre el mismo. Sin embargo, dentro de esta área imaginaria son muchos los barcos y personas reales a bordo de ellos que, al parecer, han desaparecido sin explicación.

El Triángulo de las Bermudas se encuentra en la costa sureste de los Estados Unidos en el Océano Atlántico, con sus vértices en las proximidades de Bermudas, Miami, Florida, y San Juan, Puerto Rico. La citada zona cubre alrededor de 500.000 kilómetros cuadrados.

El área pudo haber recibido el nombre de su vértice norte. La principal isla de Bermudas fue una vez conocida como”la isla de los demonios” por los traicioneros arrecifes que rodean el archipiélago y que han atrapado en varias ocasiones buques que navegaban demasiado cerca de sus costas. Así mismo, hay cientos de naufragios registrados en estas aguas.

Vía HowStuffWorks

Relacionados:

· El misterio del Triángulo de las Bermudas

“No descubrir el Higgs apuntaría a teorías, incluso, más profundas y atractivas que las actuales”

ENTREVISTA A JAVIER CUEVAS MAESTRO, investigador en el LHC, el supercolisionador del CERN

· Conocer mejor la estructura de la materia permitirá obtener respuestas sobre el origen y el futuro del Universo

· El LHC constituye el experimento científico más complejo que haya realizado el ser humano

· Las colisiones de partículas originan estados nuevos de la materia de condiciones similares a las del Big Bang

· La existencia del bosón de Higgs es clave para confirmar las teorías del modelo estándar de Físca de Partículas

El ATLAS es uno de los cinco detectores de partículas (junto al ALICE, CMS, TOTEM y LHCb) del Gran Colisionador de Hadrones del CERN. / Imagen: Maximilien Brice

La comprensión de la estructura de la materia es uno de los aspectos básicos en Física. En Suiza se encuentra el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) del Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN). El LHC fue diseñado para colisionar haces de partículas subatómicas a altísimas energías con el propósito principal de examinar la validez y límites del modelo estándar. El modelo estándar es actualmente el marco teórico de la física de partículas. El descubrimiento más importante que esperan hacer los científicos es encontrar ‘la partícula divina’: el bosón de Higgs. La existencia de esta escurridiza partícula daría muchas respuestas a los científicos sobre el origen y el futuro del Universo.

Javier Cuevas Maestro, investigador español en el LHC

A continuación, la entrevista a Javier Cuevas Maestro, investigador español en el supercolisionador del CERN en Suiza.

Pregunta. El gran supercolisionador de hadrones es un experimento dirigido a conocer la estructura de la materia.  ¿Por qué se invierte tanto dinero y esfuerzo en conocer a fondo la materia que nos rodea?

R. La comprensión de la estructura de la materia es precisamente uno de los aspectos básicos en Física. El que los átomos estén hechos finalmente de quarks y leptones (partículas subatómicas) y ellos forman la estructura básica de la materia ordinaria, nos permitirá obtener respuestas fundamentales sobre el comportamiento del Universo, su origen, cómo evoluciona y cómo envejece.

P. ¿Es el LHC el experimento más importante que haya realizado el ser humano?

R. El LHC y los detectores que en él se encuentran, constituyen probablemente el experimento científico más complejo que se haya construido  hasta ahora. El LHC es un acelerador de partículas que desde 2010 ha logrado colisiones a la energía más alta alcanzada hasta la actualidad en condiciones controladas,  7 TeV (teraelectrovoltios), que durante 2012 funcionará a 8 TeV, y en 2014 posiblemente a la energía de colisión nominal (la máxima potencia útil que puede suministrar o absorber un sistema) de 14 TeV.

(Teraelectrovoltios=1 000 000 000 000 de electronvoltios, el equivalente a unas 5000 veces el valor de la energia nuclear desprendida en la fisión de uranio.)

P. ¿Qué se consigue al colisionar las partículas a energías tan altas?

R. Las partículas se hacen colisionar para crear a su vez nuevas partículas cuya masa puede ser tan grande, en principio como la energía de colisión, a través de la famosa equivalencia entre masa y energía, E=mc2. La posibilidad de obtener estos nuevos estados de la materia, permite ir acercándose a condiciones cada vez más cercanas a las del Big Bang y por tanto entender mejor la evolución del Universo, desde esas condiciones cercanas al Big Bang a las actuales de un Universo frío y en expansión.

P. Un término que tiene últimamente mayor relevancia en los medios es el ‘bosón de Higgs’. Parece que es una especie de tesoro tras el que vais todos los físicos de partículas. ¿Podrías explicarnos, primero, qué es un bosón?

Leer más de esta entrada

La materia oscura, una fuerza invisible en el Universo

· El movimiento de las estrellas no se corresponde con la masa que se observa con los telescopios

· La materia oscura es la que más abunda en el Universo

· Abordar su detección supone todo un reto experimental

· Otro fuerza desconocida, denominada ‘energía oscura’, es la culpable de la expansión acelerada del Universo

El sol, los planetas, las estrellas de nuestra galaxia, los cúmulos de galaxias y, en general, todo el material que se encuentra en el cosmos, forman estructuras complejas.  La fuerza que consigue que todas estas estructuras permanezcan unidas es la gravedad, una de las fuerzas fundamentales de la naturaleza, que produce una atracción entre la materia directamente proporcional a la masa. Pero hay un elemento invisible cuyas propiedades se escapan a los científicos y que está condicionando la evolución futura del Universo.

Toda la materia que conocemos  se sabe que está formada por átomos de diversos tipos (hidrógeno, helio, carbono, etc.). Y todos los átomos están hechos de las mismas partículas (electrones, protones y neutrones). Decimos que la luz también puede explicarse como compuesta de partículas. Se llaman fotones.

Desde Isaac Newton (siglo XVII), sabemos que los planetas están atraídos por sus estrellas  y orbitan debido a sus masas. La masa de los objetos es la que crea la fuerza de la gravedad.  Ahora sabemos que las estrellas en las galaxias se mueven también con las mismas leyes de Newton, aunque han sido modificadas -y mejoradas- por la Teoría de Einstein de la gravitación.

Curiosamente, el movimiento de las estrellas en las galaxias no se comprende con la masa que se observa con los telescopios -explica Antonio Ferrer, investigador del Instituto de Física Corpuscular de Valencia (IFIC) y colaborador en el experimento ATLAS del LHC-. Se sabe que hay mucha más masa que escapa a la vista de los telescopios. Como no sabemos qué es esta masa que falta (no son protones ni neutrones ni electrones), se ha bautizado como ‘materia oscura’”.

Pero además, y es lo extraordinario, ¡la materia oscura es la que más abunda en el Universo! La materia oscura cambia el movimiento de las estrellas en las galaxias, pero no la podemos ver. No es fácil detectarla, porque no interacciona con la materia que llamamos ordinaria. En el Universo, el 4% es materia ordinaria, el 21% (5 veces más) es materia oscura, desconocida.

“En el modelo más sencillo, la materia oscura se encontraría distribuida en halos alrededor de las galaxias, en particular en la nuestra, y las partículas que la constituyen estarían atravesando de forma continua nuestro planeta como si fuera transparente”, explica Marisa Sarsa, investigadora del Laboratorio de Física Nuclear y Astropartículas de la Universidad de Zaragoza. Asimismo, esta investigadora señala que abordar la detección de la materia oscura supone todo un reto experimental, ya que “ninguna partícula del modelo estándar de la Física de Partículas tiene las características adecuadas para ser la materia oscura que buscamos”.

La física teórica trabaja para intentar descubrir las características de estas partículas, por el momento, desconocidas. De este modo, distintos modelos  teóricos ofrecen candidatos para dichas partículas de materia oscura. De forma general, la mayoría de estos candidatos ‘hipotéticos’ se engloban bajo el acrónimo de WIMPs (Weakly Interacting Massive Particles).

Según Marisa Sarsa, la necesidad de incorporar la materia oscura como un ingrediente esencial de nuestro Universo surge por una acumulación de evidencias observacionales, obtenidas mediante una gran variedad de técnicas y correspondientes a distintas etapas de la evolución del Universo. Algunas de ellas son:

·         las estrellas y nubes de gas en los brazos de las galaxias espirales tienen velocidades de rotación muy superiores a las que permite explicar la materia visible en esas galaxias;

·         los cúmulos de galaxias deberían haberse “evaporado” hace tiempo dada la velocidad que medimos para las galaxias que los constituyen y la temperatura a la que se encuentra el gas que contienen y, sin embargo, son estructuras gravitacionalmente estables;

·         la observación de los resultados de la colisión de dos cúmulos de galaxias en sus componentes de gas y de materia oscura (en el denominado “bullet cluster”) ha puesto en evidencia la distinta naturaleza de ambas componentes: la materia oscura es algo diferente de la materia convencional, siendo sus interacciones extremadamente débiles.

Velocidad de rotación de las estrellas esperada y observada en función de sus distancias al centro galáctico

Ahora, si decimos que el 25% del Universo lo conforman materia ordinaria y materia oscura, ¿qué es todo lo que nos falta? Lo que sabemos  por observaciones recientes es que el Universo se está expandiendo de forma acelerada en el momento actual. “Esto se asocia a la existencia de un 75% de lo que se denomina ‘energía oscura’ en la composición actual del Universo. Pero no sabemos qué es esa energía oscura, ni cómo se comporta”, dice Alberto Ruiz, Catedrático de Física Atómica, Molecular y Nuclear de la Universidad de Cantabria. Esto significa que, al no entender cómo se comporta gran parte del cosmos, no sabemos qué va a ocurrir con nuestro Universo en el futuro.

“En conclusión -dice Antonio Ferrer-, los nombres de materia oscura y energía oscura, denuncian nuestra ignorancia. Muchos científicos están buscando desesperadamente indicios de esta materia y energía desconocidas. Incluso en el superacelerador de partículas que está en funcionamiento en el CERN (Ginebra), el llamado LHC, hay muchos grupos de investigadores buscando pistas de estos tipos de materia y energía.”

Artículos relacionados:

El origen de la materia

Estructura de la materia

“No descubrir el Higgs apuntaría a teorías, incluso, más profundas y atractivas que las actuales”  (Entrevista a Javier Cuevas, investigador en el LHC de Suiza)

Víctor Jover @CalleCiencia

El origen del Universo

· La idea más apoyada sobre el origen del Universo es la teoría del Big Bang

· El Universo es consecuencia de una rareza en el espacio-tiempo

· Un átomo primordial pudo condensar toda la materia y la energía del Universo

· La expansión del Universo contribuyó a la formación de las estrellas y los planetas

Las investigaciones científicas indican que hace 15.000 millones de años nuestro Universo empezó con la más grande explosión de todos los tiempos. El universo se expandió, se enfrió y se oscureció. Y la energía se condensó en materia, en forma de átomos. Estos átomos se acumularon en grandes nubes que se alejaron unas de otras y formaron un día las galaxias.

Origen y evolución del Universo

Origen y evolución del Universo. (Hacer click para aumentar el tamaño de la imagen)

Antonio Ferrer es catedrático de Física de la Universidad de Valencia e investigador del Instituto de Física Corpuscular (IFIC) y participa en el experimento ATLAS del LHC, el nuevo supercolisionador de hadrones en el CERN. Ferrer explica que “la idea más apoyada por los experimentos y los trabajos que se han llevado a cabo en los últimos 100 años en cosmología, astrofísica y otras disciplinas como la física de partículas en relación con el origen y la evolución del Universo es la llamada teoría del Big Bang”. El nombre fue dado por un científico (Fred Hoyle) que quería mofarse de los que la propusieron.

La teoría del Big Bang postula que el Universo es consecuencia de una singularidad espaciotemporal. “Una singularidad espaciotemporal es un punto en el espacio-tiempo en el cual las leyes de la física dejan de tener sentido, por ejemplo, la curvatura del espacio-tiempo y la densidad de materia se hacen infinitas”, explica Clara Jover, licenciada en Física por la Universidad de Valencia. El Teorema de la Singularidad demuestra que tiene que existir una singularidad en determinadas circunstancias; en particular, que el universo tuvo que haber comenzado con una singularidad. En concreto el Big Bang es la singularidad en el principio del universo.

“Este fenómeno implicó que muy poco tiempo después de ese instante, el Universo ocupaba un espacio muy reducido en el que la temperatura (que es lo mismo que la energía)  y la densidad de materia eran infinitamente grandes”, dice Antonio Ferrer. Así surgió la masa y la energía y tuvo su origen el tiempo y el espacio, que empezó a expansionarse, es decir, empezó a enfriarse.

Ha habido científicos que han denominado ese instante de la aparición de la materia y de la energía como el del átomo primordial. “Poco importa -dice Antonio Ferrer-. Toda la masa y toda la energía que apareció en esa singularidad, continúa en el Universo, pero ocupando un espacio mucho mayor.”

Las investigaciones indican que el hidrógeno y el helio habrían sido los productos primarios del Big Bang. A causa de su elevadísima densidad, la materia existente en los primeros momentos del Universo se expandió con rapidez. Al expandirse, el helio y el hidrógeno se enfriaron y se condensaron en estrellas y en galaxias, donde se produjeron los elementos más pesados.

Según se fue expandiendo el Universo, la radiación de fondo de microondas (que existe en el espacio existente entre planetas, estrellas y galaxias) se enfrió hasta llegar a una temperatura de unos 3 K (-270 °C). Uno de los problemas sin resolver en el modelo del Universo en expansión es si el Universo es abierto o cerrado (esto es, si se expandirá indefinidamente o se volverá a contraer).

Artículos relacionados:

Estructura de la materia

La materia oscura, una fuerza invisible en el Universo

“No descubrir el Higgs apuntaría a teorías, incluso, más profundas y atractivas que las actuales”  (Entrevista a Javier Cuevas, investigador en el LHC de Suiza)

Víctor Jover @CalleCiencia

Estructura de la materia

· El átomo es la parte más pequeña en la que se puede obtener materia de forma estable

· El modelo estándar nos ayuda a entender la estructura de la materia y su comportamiento

· El átomo está formado por un núcleo, compuesto a su vez por protones y neutrones, y por una corteza que lo rodea en la cual se encuentran los electrones, en igual número que los protones

· Todo cuanto conocemos está formado por dos tipos de partículas subatómicas: quarks y leptones

El átomo es la unidad de materia más pequeña de un elemento químico que mantiene su identidad o sus propiedades, y que no es posible dividir mediante procesos químicos. Está compuesto por un núcleo atómico, en el que se concentra casi toda su masa, rodeado de una nube de electrones (carga negativa). El núcleo está formado por protones, con carga positiva, y neutrones, eléctricamente neutros.

Constituyentes de la materia

El protón y el neutrón no son partículas elementales, sino que constituyen un estado ligado de quarks ‘u’ y ‘d’, partículas fundamentales recogidas en el modelo estándar de la física de partículas.

El modelo estándar de Física de Partículas, que describe las relaciones entre las interacciones fundamentales conocidas entre partículas elementales que componen toda la materia, indica que todo cuanto conocemos está formado por dos tipos de partículas subatómicas, quarks y leptones (fermiones), y sus correspondientes antipartículas que interactúan entre sí. Existen seis tipos de quarks (u,d,s,c,t,b) y seis de leptones (electrón, muón ,tau y tres tipos de neutrinos).

Según el modelo estándar, la materia se compone de dos tipos de partículas fundamentales: los leptones y los quarks

Eduardo Ros Martínez, doctor en Ciencias Físicas por la Universidad Complutense de Madrid,  ha trabajado en experimentos efectuados en grandes aceleradores del laboratorio DESY (Hamburgo) y del CERN (Suiza) y en la actualidad es científico titular del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Ros apunta que la materia que nos envuelve está formada por 3 de ellos: u,d y electrones. “En realidad, u y d no son visibles ya que forman protones (uud) y neutrones (ddu). Así pues, es casi correcto decir que la materia que nos rodea está formada de electrones, protones y neutrones. Para ser completo hay que añadir la luz (fotones)”, resume Eduardo Ros.

A los fermiones (quarks y leptones) hay que añadir otro tipo de partículas: los bosones de gauge. Estos son: el fotón, los bosones W y Z y ocho especies de gluones. “Ahora intentamos descubrir si, además de estos bosones, existe el de Higgs”, dice Javier Cuevas, investigador en el nuevo supercolisionador del CERN en Suiza y profesor de Física de la Universidad de Oviedo. Encontrar el bosón de Higgs es una pieza clave para que el modelo estándar siga en pie, puesto que desempeña un papel importante en la explicación del origen de la masa de otras partículas elementales.

Artículos relacionados:

El origen de la materia

La materia oscura, una fuerza invisible en el Universo

“No descubrir el Higgs apuntaría a teorías, incluso, más profundas y atractivas que las actuales”  (Entrevista a Javier Cuevas, investigador en el LHC de Suiza)

Víctor Jover @CalleCiencia

Las experiencias de Holanda y Bélgica frente a la eutanasia

· Holanda, Bélgica y Luxemburgo han legalizado la eutanasia

· Los casos de eutanasia en Holanda han descendido desde su regulación

· En Bélgica aumentan levemente, pero desciende el número de otras prácticas como el ‘suicidio asistido’

· La teoría de la pendiente resbaladiza puede ser refutada desde la experiencia de estos países

Tres países de la Unión Europea –Holanda, Bélgica y Luxemburgo- han despenalizado la eutanasia. Holanda fue el primer país del mundo en legalizarla. Su ley específica se aprobó en 2001, aunque en vigor el año siguiente. Bélgica siguió un camino parecido, y su ley de eutanasia llegó en 2002. Los estudios realizados en ambos países permiten extraer firmes conclusiones sobre las decisiones de enfermos terminales al final de la vida. Luxemburgo fue en 2009 el tercer país de la Unión Europea en permitirla.

El caso más estudiado es el de Holanda. En este país los casos de eutanasia se registran cada cuatro o cinco años. Según informaron los médicos, en 1990 se produjeron 2.447 casos de eutanasia, 3.120 en 1995, 3.088 en 2001, 2.871 en 2005 y 2.636 en 2009. Como se puede observar, su legalización no producido un aumento de los casos de eutanasia, más bien al contrario.

Tabla 1. Datos de Holanda respecto a la eutanasia en años comprendidos entre 1990 y 2009

Uno de los razonamientos de las personas que están en contra de la eutanasia se basa en la teoría de la pendiente resbaladiza. Es decir, la acusación de que se empieza provocando la muerte a los enfermos terminales que lo piden para seguir haciéndolo a enfermos terminales que no lo piden, seguido de pacientes terminales…, para acabar haciéndolo a cualquier por cualquier motivo sin su consentimiento.

Esta línea de argumentación, basada en los posibles desastres que la despenalización de la eutanasia provocaría, puede ser refutada desde la experiencia de Holanda.

Para extraer conclusiones del caso de Bélgica seguimos los estudios del grupo de investigación del  profesor Luc Deliens, el ‘End-Of-Life Care Group’, de la Universidad Libre de Bruselas. Cabe señalar que, a diferencia del anterior, este país no llegó a aprobar la posibilidad de la eutanasia para menores de edad.

Tabla 2. Frecuencia de los diferentes tipos de toma de decisiones al final de la vida en Flandes (Bélgica) durante 1998, 2001 y 2007

La tabla muestra resultados sobre las eutanasias realizadas en Bélgica en años comprendidos de 1998 a 2007. Aplicando los porcentajes hallados al total de muertes en Flandes, los casos de eutanasia vendrían a ser, aproximadamente, 620 en 1998, 170 en 2001 y 1.042 en 2007. Los casos de eutanasia siguen una tendencia creciente, pero es significativo que en el número  de ‘suicidios asistidos’, otra de las prácticas de ayuda a morir, exista una clara tendencia a la baja. La ‘limitación del esfuerzo terapéutico’(LET), se mantiene estable.

El segundo trabajo del ‘End-Of-Life Care Group’ toma como referencia los casos reales de eutanasia estudiados por la Comisión Federal de Control Belga. Por su fuente de origen son de enorme fortaleza, pero se debe tener en cuenta que los casos que se informan a la Comisión son cerca del 50% de los reales.

Tabla 3. Descripción de los casos de eutanasia remitidos a la Comisión Federal de Control entre 2002 y 2008

En la tabla de la derecha se puede observar un leve, aunque progresivo, aumento de las peticiones de eutanasia en Bélgica. Este aumento puede deberse simplemente al hecho de que cada vez más personas optan por terminar su vida de esta manera.

En el caso de Luxemburgo todavía es pronto para sacar conclusiones, debido a la breve existencia que tiene su ley de eutanasia y, también, al escueto tamaño del país.

Las experiencias holandesa y belga muestran varias cosas. Una de ellas es que la práctica de eutanasia puede estar teniendo lugar de forma clandestina en un país incluso antes de que se legalice. Otra es que, al regularizar esta práctica, no se produce no un aluvión de peticiones de eutanasia. Por lo tanto, no se trata de ‘introducir’ una práctica nueva, sino de regular una práctica que no está contemplada en la legislación.

Cuidados paliativos: ¿la mejor forma de zanjar la polémica de la eutanasia?

· Los cuidados paliativos se presentan como una atención integral al enfermo terminal y sus familiares

· Las peticiones de eutanasia entre los pacientes en cuidados paliativos son prácticamente anecdóticas

· Pacientes con deseos de eutanasia cambian de opinión al recibir cuidados paliativos de calidad

· Los cuidados paliativos son de origen anglosajón

Cuidar es también escuchar y confortar al enfermo

La mejora de la atención de enfermos en fase avanzada y terminal es uno de los retos que tiene planteados la sanidad española desde la década de los 90. Los cuidados paliativos se preocupan principalmente de este tipo de pacientes. Los opositores a la eutanasia afirman que un buen cuidado paliativo haría desaparecer las peticiones de eutanasia. Aun así, muchos enfermos viajan a los países donde está legalizada la eutanasia para poner fin a su vida.

La Organización Mundial de la Salud define los cuidados paliativos como “un modo de abordar la enfermedad avanzada e incurable que pretende mejorar la calidad de vida tanto de los pacientes que afrontan una enfermedad como de sus familias, mediante la prevención y el alivio del sufrimiento a través de un diagnóstico precoz, una evaluación adecuada y el oportuno tratamiento del dolor y de otros problemas tanto físicos como psicosociales y espirituales.”

El Dr. Álvaro Gándara, presidente de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL), explica que el paciente pide la eutanasia porque sufre, pero que las peticiones de eutanasia entre los pacientes en cuidados paliativos son prácticamente anecdóticas. “Nosotros, desde la asociación, por lo que abogamos es por el tratamiento del sufrimiento y la ayuda a esa persona y a sus familiares. Si al paciente y su familia se les atiende, no hay prácticamente peticiones de eutanasia”, afirma el Dr. Gándara.

Leer más de esta entrada

La vida es un derecho, no una obligación

· La eutanasia en España se castiga con la prisión

· Las encuestas del CIS indican que los médicos y la ciudadanía creen que debería despenalizarse

· El problema fundamental es si se reconoce o no el derecho de las personas a disponer sobre su vida

· Los partidos políticos dan la espalda al problema

En torno al paciente terminal se centra buena parte de los problemas éticos más importantes con los que debe enfrentarse el médico

En torno al paciente terminal se centra buena parte de los problemas éticos más importantes con los que debe enfrentarse el médico

La eutanasia se considera en nuestro país como una forma de auxilio e inducción al suicidio y, por tanto,  está castigada con la cárcel. No obstante, la sociedad se ha manifestado a favor de la despenalización de estas conductas. El punto a resolver en la legislación actual es si reconocemos o no el derecho de las personas a disponer de su propia vida. Con la actual legislación no es posible avanzar en el problema y los políticos parecen haberlo olvidado.

El Código Penal de 1995, todavía hoy vigente, introdujo la regulación de las conductas eutanásicas en nuestra legislación. En su artículo 143 se contempla la eutanasia como una forma de auxilio e inducción al suicidio en la que se prevé una atenuación de las penas previstas cuando se dan determinadas circunstancias, como graves padecimientos o una enfermedad terminal.

“Solo se castigan los supuestos de cooperación necesaria y positiva o la causación de la muerte de otro cuando no medie una atención expresa, seria e inequívoca”, explica Joan Carbonell Mateu, catedrático de Derecho Penal de la Universidad de Valencia. “De manera que no son penas de cumplimiento o inmediato ingreso en prisión cuando se trata de un delincuente primario. El problema -dice Carbonell Mateu- aparece cuando se repiten los supuestos, y es frecuente que el mismo médico realice varias conductas de estas características.”

Leer más de esta entrada

Leyes del movimiento de Newton

Las leyes del movimiento tienen un interés especial. Tanto el movimiento orbital como la ley del movimiento de los cohetes se basan en ellas. Newton planteó que todos los movimientos se atienen a tres leyes principales formuladas en términos matemáticos y que implican conceptos que es necesario primero definir con rigor. Un concepto es la fuerza, causa del movimiento; otro es la masa, la medición de la cantidad de materia puesta en movimiento. Los dos son denominados habitualmente por las letras F y m, respectivamente. “Las tres leyes del movimiento de Newton” se enuncian abajo en palabras modernas: como hemos visto todas necesitan un poco de explicación.

  1. En ausencia de fuerzas, un objeto (“cuerpo”) en descanso seguirá en descanso, y un cuerpo moviéndose a una velocidad constante en línea recta, lo continuará haciendo indefinidamente.
  2. Cuando se aplica una fuerza a un objeto, se acelera. El cambio de movimiento es proporcional a la fuerza motriz impresa y ocurre según la línea recta a lo largo de la cual aquella fuerza se imprime:

    a = k(F/m)
    donde k es algún número, dependiendo de las unidades en que se midan F, m y a. Con unidades correctas (volveremos a ver esto), k = 1 dando
    a = F/m
    ó en la forma en que se encuentra normalmente en los libros de texto
    F = m a
    De forma más precisa, deberíamos escribir
    F = ma
    siendo F y a vectores en la misma dirección (indicados aquí en negrita, aunque esta convención no se sigue siempre en este sitio web). No obstante, cuando se sobreentiende una dirección única, se puede usar la forma simple.

  3. “La ley de la reacción” enunciada algunas veces como que “para cada acción existe una reacción igual y opuesta”. En términos más explícitos: “Las fuerzas son siempre producidas en pares, con direcciones opuestas y magnitudes iguales. Si el cuerpo nº 1 actúa con una fuerza F sobre el cuerpo nº 2, entonces el cuerpo nº 2 actúa sobre el cuerpo nº 1 con una fuerza de igual intensidad y dirección opuesta.”