La adscripción de la ciencia al ministerio de Economía y Competitividad

La nueva secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela. / Imagen: Alberto Aja (EFE)

La ciencia española toma un nuevo rumbo con el Gobierno de Mariano Rajoy. Su adscripción al ministerio de Economía y Competitividad, que dirige Luis de Guindos, conlleva a una orientación más comercial de la investigación. El riesgo de la nueva orientación es la marginación de la investigación básica, principalmente la emprendida por las universidades. La investigación básica resulta esencial para todos los sectores de la sociedad y supone la base de una educación de mayor nivel y el reclutamiento de nuevos investigadores.

El anuncio de los ministerios con ausencia explícita de la I+D+i en la denominación de alguno de ellos, causó en un primer momento una gran inquietud. “El Gobierno ha hecho un análisis erróneo de cómo la investigación científica puede ayudar a cambiar el modelo productivo” señalaba al conocer la noticia Amaya Moro-Marín, astrofísica del CSIC que poco después escribiría un editorial en la revista Nature, titulado “Los cambios españoles son un suicidio científico”, en el que clama contra los recortes. Pero existen otras opiniones, tomadas en frío.

El nuevo esquema ministerial con la ciencia adscrita a departamentos económicos no es una novedad. Antes ya lo hicieron comunidades autónomas como Andalucía y Cataluña. Pere Puigdomenech, director del Centro de Investigación de Agrogenómica (CRAG) en Barcelona, afirma que “es intranscendente la vinculación de la I+D+i a un ministerio u otro, existen  ejemplos positivos y negativos en otros países europeos”.

Miguel Ángel Quintanilla, director del Instituto de Estudios de la Ciencia y la Tecnología (Universidad de Salamanca), apunta en la misma dirección: “No creo que para hacer una buena política científica sea imprescindible que haya un ministerio de Ciencia. Lo importante es la voluntad política de apoyar la ciencia y la inteligencia para hacerlo de forma eficiente”.

Quintanilla fue ex secretario de Estado del primer Gobierno de Zapatero, y tuvo el honor de gestionar el presupuesto de I+D del 2006 al 2008. “Ahora la Secretaria de Estado que el gobierno ha puesto al frente de la política científica, dentro del ministerio de Economía,  es muy competente; pero, por desgracia, lo único que sabemos de su gestión hasta el momento es que los recortes presupuestarios en ciencia son salvajes”, añade.

La actual estructura del ministerio queda definida en el BOE. Carmen Vela estará al frente de la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación; a la que se adjuntan la Secretaría General de Innovación, con rango de subsecretaría, y la Dirección General de Investigación y Gestión del Plan Nacional de I+D+i. Ambas, dependientes de la primera.

Víctor Jover @CalleCiencia

Acerca de victorjover
Estudiante de Periodismo y Diplomado en Magisterio apasionado del misterio, la ciencia y la filosofía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: